¿Qué es el abuso?

Este es un tema que siempre que lo converso con mis amigas trae muchos matices. ¿Qué te viene a la cabeza cuando escuchas la palabra abuso? Porque bien sabes que hay muchos tipos, pero el primero que te vino a ti, es aquel con el que más te identificas por alguna razón. Refrezquemos los tipos de abuso que pueden haber en una relación:

  • El abuso físico: cuando te agreden físicamente con golpes.
  • El verbal: cuando te insulta o difaman.
  • El emocional-psicológico: que sería todo aquello que afecta a tu salud mental, como la crítica constante, el hostigamiento, la culpa, los celos, el hacerte creer que estás loca (muy típico de los perfiles abusadores).
  • El abuso sexual: donde es importante aclarar que no se trata sólo de que te violen. Hay muchas formas de ser abusado sexualmente e incluso estando en pareja. Por ejemplo, si te presionan para tener relaciones, si te obligan o te engañan para hacerlo sin protección, si el acto sucede y la persona no esta consciente. Lo que quiero dejar claro es que abuso sexual no es sólo que un extraño abuse de una mujer, en la calle, durante la madrugada. Puede suceder entre una pareja.
  • El abuso financiero: que es cuando una persona controla tu dinero, un ejemplo es cuando tu pareja no quiere que trabajes, cuando para gastar debes pedir permiso o el no tener acceso a las finanzas familiares.

Otra perspectiva serían las relaciones de abuso que tenemos con todo aquello que no sea una persona física. Por ejemplo, ¿cómo nos relacionas con la comida, el alcohol, el sexo, las drogas, las compras, el trabajo, el deporte? Porque eso también es una forma de relacionarnos y refleja mucho de nosotros mismos.

Y luego, estaría el abuso más importante y del que menos se habla, y es el AUTO ABUSO. Cuando uno integra este concepto, se da cuenta de que el abuso es un reflejo de la relación con uno mismo.

Puede sonar un poco duro pero, la realidad es que sólo uno es capaz de abusarse. Cuando alguien "te" abusa, es sólo un reflejo de cuanto abusa uno de sí mismo. Por ejemplo, si crees que tu pareja te abusa cuando te maltrata emocionalmente, pregúntate cuánto te abusas tú a ti misma emocionalmente; te darás cuenta de que es muuucho más de lo que te abusa tu pareja.

En todas aquellas relaciones en las que permaneces, es porque así tú lo decides, ¿ya no somos niños, verdad? Si aceptamos el abuso es porque de cierta forma creemos merecerlo. Nadie te abusa más de lo que tú te abusas a ti mismo. El límite que pongas a tu autoabuso, es el límite que tolerarás afuera.

Muy probablemente abusamos de nosotros mismos porque no nos gusta quienes somos pero, déjame que te diga algo, así como cuando no nos gusta una persona podemos romper nuestra relación con ella, si no nos gustamos a nosotros mismos, no importa a donde nos vayamos, esa insatisfacción siempre estará con nosotros.

Pero como no se habla del auto abuso, pasamos la vida buscado como anestesiar esa incomodidad a través de relaciones abusivas. Empezando por supuesto con el alcohol, la comida, el trabajo... para finalmente, manifestar esas relaciones de abuso con otras personas, las cuales son sólo un reflejo exterior de lo que por dentro creemos merecer.

Me interesaría mucho saber qué piensas, así que te invito a que me escribas por mis redes, por privado, con un comentario, lo que te haga sentir más cómoda.

Espero haberte sido útil.

Te amo infinito,

FF

Back to blog

Leave a comment